17 feb. 2013

Partida 16/02/13

¡Hola! Bienvenidos un día más.
Hoy hemos estado luchando mi queridísimo e ilustre Necronboy y yo a 1200 puntos. La misión era "Purgar al Alienígena" y el despliegue Yunque y Martillo.

Su lista era algo así como:
1 Lider Destructor Necrón.
1 Líder Supremo (SHUPREMOH) Necrón (Señor de la Guerra).
1 Líder Necrón.
1 Acechante de la Triarca.
9 Guerreros Necrones en Arca.
9 Inmortales en Guadaña de la Noche.
5 Espectros Canópticos.
8 Omnicidas.

La mía:
1 Sacerdote Rúnico (Adivinación; Señor de la Guerra).
1 Sacerdote Lobo (artesanal, Saga del Cazador).
10 Cazadores Grises + Rhino (ud Helfist). 1 Rlanzallamas, 1 RPlas, Estandarte y Wulfen.
10 Cazadores Grises + Cápsula (ud Skyfire). 2 Fusión, Estandarte y Wulfen.
15 Garras Sangrientas (sin nombre) 1 lanzallamas, 1 fusión, 1 Esp. Energía.
5 Colmillos Largos + Líder (Cloudbreaker, lanzamisiles todo).
5 Colmillos Largos + Líder (Godsmote, lanzamisiles todo).

El tablero:

















Empezaron los necrones con el primer turno, avanzando poco a poco hacia delante. Desplegué la Cloudbreaker en el búnker de arriba a la izquierda y la Godsmote en las ruinas justo debajo. La Helfist iba en su Rhino, tras el muro más cercano al búnker y dejé el Sacerdote Lobo y los Garras Sangrientas en reservas, con la Skyfire. Tiré la cápsula de la Skyfire cerca del bosque de abajo, intentando arañar Primera Sangre y un punto por el transporte, pero sólo le hice un interno y un superficial, así que no fue bien.

En el segundo turno, todas las tropas necronas (incluyendo la Guadaña de la Muerte que entró en ese turno) dispararon contra la Skyfire, habiéndose acercado y dejando de avanzar (que era lo que quería). En mi turno, intenté que entrase el Sacerdote Lobo con sus chicos, pero se negó a aparecer. A partir de aquí fue una masacre de Lobos. De Skyfire quedaban el portaestandarte y el de la marca del Wulfen, que pese a sacar 7 ataques, no fueron capaces de hacer nada contra el Líder Supremo, sólo murieron un poco más tarde que sus compañeros.

En el turno tres, los necrones se cargaron lo que quedaba de Skyfire y su cápsula, y siguieron avanzando. Helfist avanzó por el campo de batalla en un intento por que los Espectros no llegasen a los Godsmote, pero llegaron unos Omnicidas y comenzaron a disparar contra el búnker donde estaba la Cloudbreaker. El Sacerdote Lobo se negaba a aparecer, y la Guadaña de la Muerte iba tranquilamente disparando por el medio del campo.

En el turno cuatro, los Espectros, con el Acechante y la unidad del Líder Supremo reventaron el Rhino de la Helfist, asaltándolos después y matándolos entre este turno y el siguiente. Los Omnicidas acabaron con la Cloudbreaker y con el Sacerdote Rúnico. El Sacerdote Lobo ENTRÓ (y porque tenía que entrar, si no, no entraba.) y se acercó cuanto pudo a la unidad del Líder Supremo.

En el turno cinco la Guadaña desembarcó a los Inmortales que llevaba y dispararon contra los Godsmote, dejando vivos a dos. Los Omnicidas no hicieron ninguna baja y los Espectros y el Acechante comenzaron a avanzar hacia mi zona de despliegue. El Sacerdote Lobo y los Garras (quedaban nueve en el momento de asaltar) acabaron con la unidad del Líder Supremo Necrón y sus amigas y se escondieron en un bosque, consiguiendo tres puntos (y menos mal).

Puntos:
Necrones: 7 (Primera Sangre, unidad Skyfire, cápsula Skyfire, Ud Helfist, Rhino Helfist, Ud Cloudbreaker, Señor de la Guerra) contra Lobos 3 (Señor de la Guerra, unidad del Señor de la Guerra, Rompelíneas).


No hay comentarios:

Publicar un comentario