13 abr. 2014

Partida 29/03/14

Salve, caminantes.
La tercera partida del año ha sido una de 2vs1 de Marines Espaciales vs Tiránidos.
Para hacerlo más interesante, jugábamos a 600 vs 1500, y el Devorador tenía las reglas especiales del "Enjambre infinito" a 3+ y nosotros teníamos una salvación 3++ en el CG y una unidad, además de 1H más en el CG y una unidad.

La verdad es que fue una partida interesante, en la que los tiránidos se estorbaron más que otra cosa. El Devorador metió dos formaciones en vez de una, la de "Enjambre Infinito" y la del "nodo de Artillería Viviente"... y nos quedamos con los culos torcidos el Puño y yo.

Sólo queda una victoria para el rango de Guardián del Lobo.

Logros Conseguidos:
By the Book! - ¡Por el Libro!: Gana una partida de Warhammer 40000 uniendo fuerzas con el Codex: Marines Espaciales.
The Allfather Knows of Your Heresy and Has Set His Wolves Among You - El Padre de Todas las Cosas Conoce tu Herejía y ha mandado a sus Lobos a por ti: Gana una partida de Warhammer 40000 contra un oponente que tenga al menos un 50% de puntos que tú.
Hicimos multitud de fotos, que hablan por sí solas.
El mapa de despliegue: los defensores heróicos debíamos estar encerrados en el cuadrante superior izquierdo, esperando para que las últimas naves civiles abandonaran el planeta.
El despliegue: terror sobre patas quitinosas.
En el turno 1 Tiránido, el Devorador avanzó con todo, lo que demostraría ser un error, al quedarse al alcance de los cañones de los Devastadores dopados del Puño, que lo derribaron sin piedad. Los Marines sólo tomaron posiciones, esperando al momento en el que pudieran hacer daño.


En el turno 2 el Devorador avanzó de nuevo, quedándose al alcance de las armas pesadas Marines, donde le dimos estopa con todo lo que podía disparar, desde Lanzamisiles hasta bólters.


En el turno 3 el Devorador dividió las progenies de hormagantes que iban en cabeza, para entrar en una maniobra de pinza. Los Centuriones y Devastadores del Puño frenaron la acometida por la derecha, mientras el Señor Lobo y su Guardia hacían lo propio para masacrar todo bicho que se les acercaba.


En el Turno 4 las reservas del Enjambre Infinito salieron automáticamente, y los defensores vieron que se les acababa el tiempo. La gestión del fuego fue muy buena, casi quirúrgica, eliminando los atacantes que más amenazaban a las tropas, priorizando lo verdaderamente importante.


En el Turno 5 los Tiránidos ya tenían la batalla perdida: los defensores habían aguantado, y ningún tiránido amenazaba a los civiles, con lo que los Astartes se retiraron... todos menos el Señor Lobo, que se quedó repartiendo leña entre los Tiránidos hasta que se vió superado. No pudo aguantar las ganas de matar de su gen Wulfen.

Nota: días después una nave de reconocimiento del Mechanicum, recolectando datos sobre la alimentación de las naves enjambre encontró signos de vida. El Señor Lobo estaba en uno de los búnkers, con la armadura destrozada, sin armamento y al borde de la muerte. La nave del Mechanicum lo sacó de allí.

Como final: unas fotos de "vista de miniatura": todo el enjambre aproximándose a los defensores como una marea de bocas y garras.



No hay comentarios:

Publicar un comentario