16 feb. 2015

Mil Hijos: Invasión

Esta es una entrada del Devorador, donde cuenta los pensamientos de sus Mil Hijos en el campo de batalla. ¡Espero que la disfrutéis tanto como yo!





Pre-batalla

Había llegado una oportunidad, la suerte del dios Tzeencht les había sonreído a los Mil Hijos, el planeta de Xarun VI estaba siendo corrompido por el Caos, algunos de sus habitantes se habían afiliado a los dioses oscuros propagando la muerte y la destrucción como si se tratase de una plaga. En una de las ciudades se había abierto una gran fisura de la disformidad, de ella salió un pequeño destacamento de exploración de los Mil Hijos, entre ellos, el hechicero Khaldun el Inmortal escoltado por la unidad Gahiji compuesta por nueve Marines del Caos, el Bruto infernal Ur-Atum, los Dragones infernales Runihura y Luzige y por último un Predator del Caos. Aquel grupo serviría de avanzadilla para dar paso al grupo de invasión de los Mil Hijos, pero los escáneres detectaron la inmediata presencia de los Astartes leales, los Lobos Espaciales, sobre la órbita de Xerun VI, la cual contaban con ello, sabían que ante la presencia de la disformidad enviarían a los marines espaciales a solucionar el problema. Debían proteger la grieta el tiempo suficiente para que el ejército de los Mil Hijos saliera, Khaldun ideó el plan de retirar al grupo de la grieta para emboscar a los Lobos Espaciales cuando llegaran, Runihura y Luzige alzaron el vuelo con un estrepitoso rugido metálico y abandonaron las inmediaciones al igual que el grupo de cultistas Maskini, la otra mitad del grupo formado por Khaldun, los Gahiji, Ur-Atum y el predator se alejaron menos distancia. Esperaron hasta que los Lobos Espaciales se aproximaron alrededor de la grieta disforme, en ese momento, el grupo de Khaldun ordenó el ataque sorpresa sobre los lobos.

Batalla

El ataque sorpresa pilló desprevenidos a los lobos, los Gahiji junto con Khaldun avanzaron colocándose en posición para tener buena línea de tiro al igual que el Predator, Ur-Atum se posicionó detrás de los Gahiji para darles apoyo. Khaldun apretó el puño con fuerza y lanzó un hechizo de fuego brujo sobre una unidad de Garras sangrientas de los lobos, pero resultó fallido, pues entre ellos se encontraba un Sacerdote Rúnico que mediante sus poderes desvió el rayo de Khaldun protegiendo a su unidad. Ante el intento fallido, los Gahiji abrieron fuego sobre la unidad de Garras, la munición en llamas maldecida de los Gahiji acabó con la vida de tres lobos, aquella unidad comenzó a arder debido a la maldición llamada Abrasalmas, el Predator apuntó con su cañón automático y su cañones laser de las barquillas a otra unidad de Garras, sus disparos lograron eliminar a otros dos lobos.
Pero al parecer aquella unidad de garras que los Gahiji dispararon, se abalanzaron ferozmente sobre ellos esquivando sus disparos defensivos, algunos francotiradores de los Lobos espaciales les ayudaron eliminando a algunos, los Garras sangrientas arremetieron contra los Gahiji, sorprendidos de su ferocidad en combate, los Gahiji fueron cayendo uno a uno con demasiada rapidez, en mitad de la refriega, el Sacerdote rúnico conocido como Windwaker se batió en duelo contra Khaldun quién gracias a una bendición de poderío logro igualar fuerzas , pero Khaldun, al ver como su unidad de escolta había sido eliminada, optó por retirarse del combate no sin antes recibir en su espalda un hachazo, mal herido usó sus poderes para desaparecer de allí. La otra unidad de Garras Sangrientas se parapetó para ponerse a salvo de los disparos del Predator.
Por suerte, se escucharon unos rugidos en la lejanía, los dragones infernales Runihura y Luzige aparecieron sobrevolando el campo de batalla al igual que aparecieron los cultistas Maskini. En una rápida pasada, Luzige arrasó la zona en la que se encontraba la unidad de Windwaker con su feroz lanzallamas achicharrando a seis Garras, Runihura divisó un grupo de Lobos de Trueno y rápidamente se posicionó detrás de ellos en una persecución en la que Runihura disparó su cañón, pero la rápida agilidad de la caballería de los lobos esquivaron sus disparos. Ur-Atum disparó su cañón de fusión sobre la mermada unidad desintegrando a al protector Guardia del lobo, después de eso se abalanzó sobre ellos al cuerpo a cuerpo, con sus flagelos metálicos arrebató la vida al resto de la unidad quedando solo Windwaker y dos Garras. El Predator volvió a disparar sobre la otra unidad matando a dos lobos más que se interpusieron en medio para salvar a su vaerangi.
El dragón Runihura volvía al ataque, pero de pronto fue impactado con unos láseres de una Stormwolf de los lobos, Luzige recibió una lluvia de misiles que  Runihura malherido gira para enfrentarse a la cañonera, pero su cañón gélido impactó sobre él haciendo explotar en el vuelo a Runihura. La unidad de los Garras salió de su cobertura en dirección al Predator, que fatídicamente fue destruido. Parecía que El gigantesco bruto estaba a punto de saciar su sed de sangre contra aquellos tres marines, con un movimiento de sus flagelos descuartizó a un marine leal, pero para su inesperada sorpresa, los Lobos de trueno atacaron por su retaguardia, sus martillos de trueno dañaron el armazón de Ur-Atum dejándolo fuera de combate.
Los cultistas Maskini, obsesionados por la grieta se dirigieron corriendo hacia ella, pero al ver de que los Lobos de Trueno pusieron su mirada en ellos, pararon de golpe por el miedo y dispararon cobardemente contra ellos, una bala afortunada impactó en el hombro del líder de la manda. Por otra parte Luzige voló en dirección a la cañonera, los misiles le habían dañado su lanzallamas por lo que pasó volando sobre la cañonera para arañar el fuselaje mientras proseguía dejando atrás la Stormwolf.
Los Maskini no tuvieron ninguna oportunidad ante los feroces Lobos de Trueno, todos ellos fueron descuartizados en un abrir y cerrar de ojos, la batalla había terminado y los lobos habían vencido, Luzige ante la derrota voló lejos desapareciendo en el horizonte. Los sacerdotes rúnicos con sus poderes logaron cerrar la grieta de la disformidad, cerrándole el paso a los Mil Hijos, la derrota no le sentó muy bien al general del caos, pero no por ello había terminado con sus planes, Xarun VI debía arder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario